Bandoleras

Este tipo de portabebés está formado por una tela larga y dos anillas en un extremo.  A la hora de colocar la bandolera deberemos tener en cuenta que las anillas queden en la parte alta del hombro, que la tela no se enrede y que demos un buen soporte a nuestro bebé.

Pros

  • Es muy fácil de poner una vez se conoce el manejo de las anillas.
  • Se puede usar desde el nacimiento.
  • Es muy fácil cambiar al bebé de postura de vertical a tumbado para amamantarlo.
  • Resulta de gran ayuda también en la época en la que empiezan a andar y están continuamente subiendo y bajando.
  • Nos permite elegir entre varios tejidos: desde 100% naturales como el algodón o el lino a otros más gruesos y que soportarán mejor los kilos.

Cons

  • Carga el peso en un sólo hombro del adulto, por lo que no podremos usarlo con mucho peso y por periodos cortos.
  • Requiere más precaución que cualquier otro método de porteo al colocar al bebé.

Dentro de las bandoleras de anillas encontramos las llamadas BANDOLERAS DE AGUA: confeccionadas con tejidos artificiales que secan rápido y que protegen de los rayos ultravioleta. Son ideales para portear en verano.

Son exclusivas para usarlas dentro del agua por estar hechas de tejidos que no soportan el peso por largos periodos de tiempo.